Saltar al contenido

Séptimo Mandamiento ▷ No robarás

no robar septimo mandamiento

Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre el séptimo mandamiento de la iglesia.

¿Cuál es el Séptimo Mandamiento de la Ley de Dios?

“No robarás” es el séptimo mandamiento de la ley de Dios y nos dice que debemos respetar los vienes ajenos.

No Robarás Significado y explicación

En el séptimo mandamiento Dios nos prohíbe tomar o retener cualquier bien que no sea nuestro y perjudicar de cualquier forma al prójimo, es muy importante ya que va en contra de la justicia y la caridad de los bienes terrenales y del fruto del trabajo de los hombres.

Claramente con esto se viola el derecho a la propiedad privada y el respeto universal de los bienes ajenos.

Cuando Dios creó todo le dejó al hombre los bienes terrenales y los frutos de la tierra para que obtuvieran beneficio de ellos, sin embargo, la tierra está repartida entre los hombre para que no haya penumbra, miseria y la violencia no sea una amenaza. 

La apropiación legitima de los bienes terrenos garantiza la libertar y la dignidad de los seres humanos, para ayudarlos a solventar sus necesidades fundamentales para vivir, esto quieres decir que como humanos debemos aprender a compartir para que nadie sufra y todos tengan para salir adelante en su vida.

El derecho a la propiedad privada, que se gana por el trabajo o es recibida por herencia, por donación o regalo se debe respetar y no juzgar ya que el los bienes universales son dados a cada uno.

En cambio las personas que poseen bienes materiales o inmateriales no deben aprovecharse de sus bienes y compartir con las personas necesitadas y los pobres.

El séptimo mandamiento también nos manda a no obsesionarse con los bienes materiales y modera el apego de los bienes que nos presenta el mundo.

Como seres humanos debemos respetar lo que no es de nosotros y aprender a valorar lo que Dios nos ha dado para no desear el tener lo que los demás tienen y se han ganado a base de trabajo duro.

Si respetamos los bienes ajenos, aprenderemos a gozar más de las cosas que nos da la vida y no depender de las cosas que no tenemos.

Se debe trabajar para ganarse lo propio y así podremos gozar de los bienes terrenales de una forma sana y con templanza.

No debemos dejar de lado a los pobres que por una u otra razón no ha recibido las misma bendiciones que nosotros para que aprendamos a compartir lo que Dios no da y es que Dios nos dice que reconocerá a quienes ayuden a los mas necesitados, ya que es un signo del amor de Cristo en nuestra vida.

También debemos recordar que los juegos de azar no son en si malos ante Dios, pero cuando las personas comienzas a derrochar dinero que no tienen o hacen trampas en este tipo de juegos que terminan privando a las personas de sus derechos y de sus bienes, y es que puede llegar al punto de convertirse en una adicción donde se termina siendo esclavo de estos juegos. 

Las apuestas no son una falta a este mandamiento, sin embargo, cuando el dinero hace falta y es derrochado solo por un pasatiempo sin importar lo que perdemos o las cosas que dejamos de tener por culpa de perder una apuesta, si falta a este mandamiento, ya que debemos pensar bien lo que queremos hacer con nuestro dinero, ya que a unos les sobra a otros les falta y esto provoca odio en las personas que no lo tienen, mientras miran como las personas que tienes dinero lo malgastan sin pudor.

Esto no es correcto, como seres humanos debemos pensar en el prójimo y ayudarlo en momentos de necesidad, vemos como la gente sufre en extrema pobreza y como hijo de Dios debemos darnos una mano de auxilio, para que estas personas ya no sufran por culpa de la pobreza.

Si tienes la oportunidad de hacer un bien a tu prójimo, no dudes en hacerlo, si tienes dinero de más, ayuda a las personas que lo necesitan, no los dejes a sus suerte, muchos nacen en cunas de oro, otros sin embargo, no tienen un lugar donde vivir ni comida que llevar a su boca. Así que pide a Dios que te ayude a ser una persona humilde llena de amor con el prójimo, para que no se generen más problemas en nuestra sociedad, como los robos o asaltos de personas que no tienen nada y desean tener algo para llevar a su boca.

Sí quieres saber más sobre los 10 mandamientos católicos, visita nuestra página principal.

Date una vuelta por nuestro sitio y dale un vistazo a toda la información de los 10 mandamientos que tenemos para tí como las explicaciones de cada uno de los mandamientos y las lecturas bíblicas de los mandamientos, para que aprendas lo necesario de la doctrina cristiana.