Saltar al contenido

Octavo Mandamiento ▷ No dirás falso testimonio ni mentirás

no mentir mandamiento

Nosotros te contamos todo lo que necesitas saber sobre el octavo mandamiento de la iglesia. 

¿Cuál es el Octavo Mandamiento de la Ley de Dios?

“No dirás falso testimonio ni mentirás” es el octavo mandamiento de la ley de Dios y nos dice que no debemos calumniar al prójimo. 

No Darás Falsos Testimonios ni Mentiras Significado y Explicación

Dar falso testimonio a tu prójimo implica mucho y lleva a cometer muchos pecados, algunos pueden ser hasta mortales. 

Este mandamiento nos prohíbe dar falso testimonio de una verdad en relación con el prójimo. Decir mentiras es faltar a la moral  y ofende a la verdad, ya sea mediante palabras o acciones que son un rechazo a la fidelidad de Dios. 

En el antiguo testamento vemos como Dios es fuente de toda la verdad y su palabra es la verdad, y todos somos llamados a vivir en la verdad. 

En el nuevo testamento cuando Jesús está ante Pilato, proclama que él ha venido al mundo a dar testimonio de la verdad. 

Por esa razón nosotros debemos ser fieles a la verdad y es que Dios valora mucho la verdad y es nuestra obligación como sus hijos dar testimonio de la verdad. 

Pero es que cuando mentimos ofendemos a Dios y estamos faltando a nosotros mismos y es que una mentira atrae otra y a otra, que al final se convierte en un circulo vicioso, lleno de mentiras y muchas veces una pequeña mentira puede tener graves consecuencias. 

Porque por dar falso testimonio de una verdad podemos llevar a una persona a cometer un delito, ya sea robar o hasta asesinar por hacer caso a una mentira, y es que cuando decimos una mentira para lastimar u ofender a otra persona, estamos cometiendo un grave pecado, ya que no estamos respetando a nuestro prójimo.  

Por esa razón te invitamos a que hagas el mejor esfuerzo para no mentir, porque no importa que tan pequeña o insignificante sea una mentira, esta se convierte en algo grande cuando se trasmite a otras personas que comienzan a creer en una mentira y no en una verdad. 

Como hijos de Dios demos testimonio real y verdadero del amor de Dios y no ofendamos a Dios dando falso testimonio destruyendo la verdad que él nos ha dado a cada uno de nosotros. La verdad es de Dios y debemos respetarla. 

Las cosas como son la verdad porque la gente solo anda de acá para allá y no hacen nada en la vida nunca se rinden cuando todo se pone feo y se van criticando a la gente y hablando cosas feas y malas de otras personas.

Así que no te quedes sin hacer el bien a las personas que amas porque la vida tiene muchas vueltas y cosas que no entendemos pero que se le va hacer si la gente no quiere prosperar en su vida y en su día a día. 

Cuando se presente una oportunidad de decir una mentira, piensa en la repercusión que tendrá y las cosas malas que puede traer a tu vida o a la persona a quien dices la mentira, recuerda que una mentira atrae otra y esta a otra y por último termina trayendo cosas graves para la vida de todos, y es que una mentira por pequeña que sea puede infundir odio en el corazón de las personas, que puede traer la muerte a las personas involucradas, porque las mentiras generan odio y el odio se termina mostrando en forma de venganza o muerte

Recuerda que Dios es un Dios de la verdad y que no permite que haya faltas a la verdad en su camino, debemos dejar que Dios tome nuestra vida y haga con ella lo que mejor crea conveniente para nosotros y dejemos las mentiras a un lado en nuestra vida y alejarnos de las personas mentirosas que afectan a nuestra vida que causan caos y odio a nuestro alrededor. 

Sí quieres saber más sobre los 10 mandamiento de Dios, visita nuestra página principal.

No te pierdas todo el contenido que tenemos para tí y es que como hijos de Dios debemos saber que es lo que debemos hacer para ser participes del reino de los cielo, por eso quédate y mira las explicaciones de los mandamientos de Dios.